lunes, noviembre 27, 2006

Corrientes 348, segundo piso, ascensor

Habíamos llegado al final, o era el punto de partida.

Me miró y yo también miré.

Algo estaba por suceder, eso estaba claro.

Todo se dio en milésimas de segundo.

Nos enfrentamos a las puertas.

Cerradas.

Creo que lo vivimos como un desafío a muerte.

Y ella sentenció:- Carrera de ascensores!

Esas son las cosas que hacen que la adore!

No estamos tan lejos... casi pegadas.

Siamesas separadas al nacer.

4 Comments:

Anonymous milanesa said...

ay que lindo q fue!!!!!
todos tenemos a un niño en nuestro interior, la diferencia es q nosotras no tenemos a flor de piel, y sale todo el tiempo. Le ponemos nombre? se llamará Rodolfo?

4:41 p. m.  
Blogger lavacamariposa said...

como el fosforo...y...

3:01 a. m.  
Blogger CaboReyes! said...

Uy yo cuando empecé a leer que se entraron a mirar, mi anticipo mental de los renglones por venir era de una difusa escena erótica medio que los ascensores me agarraron por sorpresa!

9:37 a. m.  
Blogger DIOSA PAGANA... o bruja de mierda said...

...AQUELARRE TOTAL...excelente encuentro de brujas GRACIAS MIL....

12:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home