domingo, junio 11, 2006

Raro como encendido...

Semana caótica o no se como denominarla.

Miércoles, la facu me esperaba después de 3 sin ir... miedo, fuck! Devolución de 2 prácticos que me costaron una noche sin dormir y yo ya no estoy para esos trotes. Un par de diez en la guantera me ponen contenta, me gustaría salir de mi, palmearme y decirme: bien piba, seguí así. Después de eso no podía decir que no a esa invitación... acepte a medias, me gusta que mi vida tenga pedazos del libro “elige tu propia aventura” que coleccionaba mi hermano, que las cosas puedan cambiar de buenas a primera.

Me encontré el jueves en hora pico intentando perderme entre la gente y nada... terapia, y rogaba que ese diván se convirtiese en cama, pero nada...

Viernes de medicina fumable como mejor opción entre gente que hablaba en otro idioma.

Sábado cantando canciones de floricienta con gafas y pieles.

Todo esto me hace reflexionar y pensar: qué será de la vida de Esther Goris?

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home